Categorías

Marcas

Facebook

Newsletter

Enfermedades de peces - medicamentos

Hay 2 productos.
Enfermedades de peces - medicamentos

Subcategorías

  • Punto Blanco - ICH

    Esta enfermedad de los peces es causada por un agente llamado Ichthyophthirius multifilis, más conociodo como ICH. Es muy frecuente en los acuarios de agua dulce y menos común en agua marina. No debes preocuparte demasiado, pero si actuar rápidamente.

    Es importante que sepas reconocerlo y tratarlo a tiempo con medicación adecuada pues si no actuas en cuando aparece los primeros sintomas de la enfermedad puede provocar la muerte de los peces.

    Los peces de acuario se encuentran rodeados de estos agentes patógenos a lo largo de su vida, pero es cuando tienen un descenso de las defensas, hay cambios bruscos de temperatura, estres, una mala alimentación cuando se produce la manifestación de la infección.

    Es fácil de detectar el inicio de la enfermedad, apareciendo pequeños puntos blancos cilindricos sobre las escamas de todo el cuerpo de los peces. Observarás una agitación excesiva de los peces, nadando rápidamente e intentan el roce del cuerpo con objetos para aliviar su irritación. Dejan de alimentarse y lo siguiente es el fallecimiento.

    Los productos más eficaces son los que contienen la materia activa verde malaguita. Para proceder al tratamiento, primero debes retirar el carbon activo del filtro, ya que si no lo hacemos, el producto se adiere al carbon y no hará la función esperada y debes desconectar la bombilla UV si lo tuviera. Eleva en 2ºC la temperatura normal del acuario para acelerar el ciclo del patógeno. Realizá los tratamiento por ciclos, de dias alternos según marca la dosis el fabricante hasta unos 7 días de tratamiento. Nunca pares el filtro y aumenta la oxigenación con una bomba de oxigeno pues cuando tienen esta infección les cuesta respirar.

    Sigue atentamente las instrucciones de cada producto y ayuda a tus peces a fortalecerse con un buen alimento.

    Para que realices una buena prevención, ten cuidado a la hora de meter peces nuevos, observalos y vigila que no tengan ya signos de la enfermedad. Cuida la calidad del agua, no hagas cambios bruscos de temperatura, de pH vigila frecuentemente los niveles de amoníaco, nitritos ni amonios. Evita el hacinamiento de peces porque la superpoblación en el acuario ayuda a manifestarse con más facilidad.



  • Hongos

    Existen muchos tipos de hongos, pero todos presentan una sintomatología parecida. El cuerpo del pez lo veras cubierto de pelitos (vellocidades) que parecen puntos de algodón. 

    Suele parecer hongos déspues de haber padecido otra enfermedad como el punto blanco y  más manifiesto cuando las condiciones del agua no son todo lo buenas que deberia. Los hongos puedes encontralo sobre el cuerpo, sobre alguna herida o sobre las aletas.

    Debes utilizar un fungicida siguiendo la dosis recomendada por el fabricante y retirar el carbon activo del filtro sin parar el filtro. El tratamiento suele durar unos 7 días.

    Para que realices una buena prevención, cuida la calidad del agua. Utiliza una dosificación baja cada 15 - 30 días para evitar la aparción de los hongos.


  • Bacterias y Podredumbre de aletas en peces

    La podredumbre bacteriana de aletas en peces 

    Esta enfermedad es causada por colonias de bacterias donde pueden desencadenarse a consecuencia de un mal estado del entorno o de la salud del animal o como efecto secundario de otras afecciones. Existen diversas bacterias causantes de la enfermedad como Aeromonos, Pseudomonas y Mixobacterias.La enfermedad se manifiestas en acuarios donde el agua no este en buenas condiciones.Siempre es detectable, excepto en su estado inicial, debido a que se produce una destrucción paulatina de las aletas del pez.

    Las bacterias cuasantes de estas alteraciones son las bacterias Aeromonas sp. y Pseudomonas sp. En principio es una enfermedad de tipo bacteriano motivada bien por introducir un animal enfermo en el acuario, por malas condiciones del agua o por enfrentamientos que dan lugar a heridas de las que se aprovechan ciertas bacterias y hongos existentes en el acuario. Casi siempre es debida a una mala calidad del agua.

    La enfermedad se manifiestas en acuarios donde el agua no este en buenas condiciones , demora en los cambios de la agua, falta de oxigeno acumulación del materia orgánica. Como toda enfermedad bacteriana esta es del tipo oportunista es decir los microbios aprovechan para atacar el sistema inmunitario del pez esta en baja forma.

    a podredumbre bacteriana de aletas siempre es detectable, excepto en su estado inicial, debido a que se produce una destrucción paulatina de las aletas del animal visible para el aficionado,esta se vuelven opacas en los bordes y van desapareciendo o también se deshilachan, empezando por las partes mas blandas y luego los radios, normalmente empieza en la aleta caudal pero no siempre es así. En ocasiones también podemos observar un ataque de hongos en la zona, si no se trata con rapidez irá degenerando llegando a atacar las partes carnosas del animal y matándolo.

    Ataques y heridas: a veces es difícil diferenciar entre la podredumbre propiamente dicha y los ataques entre peces, normalmente la diferencia es que cuando un pez ataca a otro le arranca un trozo completo, con radios incluidos, mientras que en la podredumbre los radios van desapareciendo más lentamente que las partes blandas de las aletas.

    Las infecciones bacterianas en un primer estadio de la enfermedad causan desgarros y destrucción en las aletas semejantes a las provocadas por un mordisco en una pelea. Con un tratamiento adecuado la aleta volverá a crecer normalmente. Sin embargo, un retardo en el tratamiento o en la corrección de las condiciones ambientales provoca el desarrollo de la infección, provocando una infección sistemática en todo los órganos del animal que irán siendo destruidos y que acabara sin remedio con la muerte del animal. Dicho retardo provocará también sin lugar a dudas una reproducción de la colonia bacteriana que si se encuentra en condiciones óptimas atacará al resto de inquilinos del acuario.

    Para mantener un acuario libre de bacterias se deben seguir las siguientes recomendaciones y antes de realizar cualquier otra operación, hay que controlar los valores de pH, dureza, amoniacos, nitritos y vigilar la temperatura del agua.

    • Administrar a los peces una dieta variada es uno de los pilares para prevenir muchas enfermedades.
    • Efectuar regularmente cambios de agua teniendo en cuenta que cambiar el agua no es lo mismo que rellenar el agua evaporada.
    • Limpieza regular del filtro sin olvidar dejar siempre partes del filtro viejas. No hay que cambiar todas las materias filtrantes, sino que lo más aconsejable es cambiar la mitad y, al próximo cambio, la otra mitad.
    • Eliminar las partes muertas de las plantas, los restos de comida y, por supuesto, algún pez muerto, en el caso de que lo haya. Si poseemos un acuario enfermería, debemos sacar del principal cualquier animal que denote algún síntoma sospechoso. Una buena medida es no dejar morir al pez dentro del acuario: cuando veamos que está mal y que no podamos salvarlo, es mejor sacarlo y ponerlo en un acuario pequeño aparte.
    • Es imprescindible sifonear el fondo del acuario dos o tres veces al año. No hay que hacer toda la superficie de golpe, sino que primero se realizará una primera mitad y la otra mitad, pasados unos quince días. De esta forma la colonia bacteriana habrá tenido tiempo de restablecerse.
    • Es preciso asegurarse de que los objetos que entran en contacto con el agua del acuario están limpios y, si se utilizan en distintos acuarios, no debemos olvidar desinfectarlos.



  • Otras enfermedades